En la Alameda Principal una humareda inunda el ambiente, huele a castañas. La Sociedad Económica de Amigos del País acoge la Sala de Columnas organizada por la Fundación Manuel Alcántara. La sorpresa al entrar a la Sala de Actos es su distribución y sus bancos, recuerdan a una parroquia. Una parroquia donde no hay sermón, hay coloquio. Un coloquio no sobre religión, sino sobre ciencia, “Ciencia y Periodismo”.

“No entiendes realmente algo a menos que seas capaz de explicárselo a tu abuela” decía Albert Einstein. Pero Enrique Fernández Borja, físico, creador y coordinador del blog de divulgación científica Cuentos Cuánticos cambia el cuento: “No entiendes realmente algo a menos que seas capaz de explicárselo a un periodista, no paran de hacer preguntas”. Risas y más risas, la cruda realidad.

Aristóteles dice que la felicidad está en el equilibrio, la comunicación y divulgación científica también. “Hacer puente” dice el creador de Cuentos Cuánticos. De hecho, en ambas disciplinas contamos historias, en ciencia es más difícil encontrarlas, entenderlas y contarlas, pero para eso está el periodismo, ¿no? José Cervera, biólogo y periodista y autor del blog de ciencia Retiario nos recuerda que la razón por la que amamos estas profesiones es la misma, “mola”.

Pero si tanto mola la ciencia: ¿por qué no sale en portada?; ¿no le interesa a la gente?; ¿los periodistas no hacen bien su trabajo?; ¿los científicos no respetan a los periodistas? Antonio Calvo Roy, periodista científico y presidente de la Asociación Española de Comunicación Científica lo tiene claro: las noticias más leídas son las de Ciencia y Tecnología, el problema está en los directores de los periódicos.

Contar una historia que guste a la gente es difícil; llevar el lenguaje científico con sus términos y sus complicaciones al lenguaje coloquial y contar una historia que sea interesante y leída lo es aún más. Hay errores en todas las disciplinas. Además según apunta Teodoro León Gross, periodista y moderador del coloquio, “el problema está en el dinero”, en que muchas veces “los periodistas nos dejamos manipular”.

No saben si el futuro está en las nuevas narrativas, si el problema es la falta de cultura científica de la sociedad, si los científicos deberían tener un espacio dedicado a los periodistas, si los periodistas se están equivocando en la redacción o si el problema es verdaderamente la dirección de los periódicos, lo que si que tienen claro es que los periodistas han dejado de innovar, ya que hay cosas que no funcionan y otras que, aparentemente si lo hacen, necesitan retoques.